sábado, 13 de enero de 2007

Identidades suplantadas


Que bonitas y utópicas son las relaciones sentimentales a los albores de la adolescencia, el amor inconmensurable desborda por todos los poros y las ganas de sexo poco enturbia en los sentimientos. Cualquier dificultad se puede superar con la ayuda del otro y toda dificultad es mínima comparada con el cosquilleo nocturno. Que nadie piense que en la adolescencia el amor no es real pues este no está contaminado con las frustraciones que se tendrá en el futuro y quizás, por eso, es más puro. Ahora con las nuevas tecnologías, los adolescentes tienen nuevas formas de cortejo, como los chats y las segundas vidas (leer en anteriores entradas del blog) y por descontado, son tan validas, como las de toda la vida utilizadas. Pero en estas ultimas hay serios problemas y grandes peligros a tener en cuenta. Por favor, leer la siguiente historia: Marta se enamoró, como solo puede enamorarse una adolescente, de Alex, un chaval de 15 años mediante un chat. El problema es que Alex, no era Alex ni un chaval ni tenía quince años, sino cincuenta y seis y utilizaba fotos de su propio hijo para engañarla. Este le recargaba el movíl para hablar, pero le decía que no tenía dinero para ir a verla, ella recibía flores y regalos pero decía que no tenía ni para comprarse una webcam. Primero le pidió una foto ligera de ropa, luego fotos desnuda y después le rogó que se desnudara por webcam. Un día Marta, recibió un escalofriante mensaje: "Soy el padre de Alex. Ha tenido un accidente. Está ingresado en la UVI". Horas después recibió un aterrador mensaje que indicaba que Alex estaba en coma y otro más que decía "Alex nos ha dejado para siempre". Despues de esto, el hombre (el monstruo), pidió a Marta verla en persona. Ella empezó a dudar de la historia, la madre ya le había advertido al oír la voz del hombre por el teléfono indicando que esa no era voz de un chaval de 15 años, y la niña no accedió. Entonces este, le pidió más fotos desnuda, en total 25, y llegó a coaccionarla diciendo que si no se las daba enviaría las que tenía a sus contactos de Internet. Marta estuvo apunto de suicidarse y cayó en depresión. La madre denunció el caso. Las llamadas y mensajes llegaban cada día. El monstruo a quedado en libertad con cargos, casualidades de la vida, el día de su cumpleaños.

Su hijo cuando se enteró de tal aberración dijo:


- "Creo que soy yo el que debería ahora suicidarme"


Por eso quiero avisar a las personas de enamoramiento fácil, jóvenes, ingenuos, poetas que todo el mundo puede encontrar un ser de inconmesurable belleza a la hora de escribir pero horrenda monstruosidad a la hora de actuar. No por este artículo dejéis de buscar vuestra historia de amor por la red, yo la he encontrado dos veces, la primera muy satisfactoria, la segunda sublime. Que nadie se atreva a decir que por Internet no se puede uno enamorar, mi amor es casi como el de un adolescente.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Justo acababa de leer la historia de Marta en el Periódico, ojalá hubiera leído antes lo que tú has escrito y almenos por un momento hubiera pensado que era una invención. Pero desgraciadamente era verdad.

Lissy dijo...

Sí, tienes toda la razón. Quizas los que más tememos en estos casos somos los padres, pero como en todo las mentes perversas y enfermizas crean ese horror y utilizan herramientas tan utiles para sus fechorias.Soy testigo de lo que cuentas y doy fe de que este amor que encontraste por internet es como el de un adolescente, por ambas partes. No podíais haber encontrado a nadie mejor.

mari dijo...

Siempre me ha gustado charlar por los chat y puedo decir,por experiencia,que te encuentras con gente embustera,que te muestra algo que no es,etc...pero tambien puedo decir que tambien he encontrado grandes amigos,pero amigos en la relaidad,gente que he conocido despues en la vida real y que ahora forman parte de mi vida.Creo que si tienes cabeza y no te fias demasiado hasta que va pasando el tiempo(porque es imposible engañar durante mucho tiempo),puedes encontrar a gente que merece la pena o simplemente gente con la que charlar y entretenerte.En el tema del amor por internet,siempre he sido reacia,era de las personas que decian que era imposible enamorarse asi...pero he tenido que tragarme las palabras...desde hace mas de un año comparto mi vida con la mejor persona que he conocido nunca,a la que quiero como nunca he querido.He encontrado un amor y a mi mejor amigo en la misma persona y eso se lo debo a internet,quien me lo iba a decir!!!.Como tu dices esto no es para decir te quiero ni nada de eso,pero no puedo resistir el poner que estoy deseando empezar esa vida juntos en barcelona,que queda muy poco y que eres lo mejor que me ha pasado en la vida.Te quiero con toda el alma(aunque suene cursi,jajajajajaja).

Axel dijo...

Si es que haces un blog y las tienes en el bote... jajajajajaja

(¬_¬) que asco de pavo

Daniel dijo...

Bien Axel , por fin mi primer comentario . Lo cierto es que te pido disculapas por no haberte escrito antes .Estoy realmente impresionado :por la coherencia , el buen gusto para explicarte.
Leyendo tus escritos uno se sumerge en ellos haciendo sentirse integrado en la realidad que escribes y sobretodo la cualidad que mas caracteriza y quiero realzar en tu modo de escribir a mi parecer es : que rezuman sentimiento humano y hacen florecer tu gran cualidad humana , que yo bien se que posees ,llena de sensibilidad y criterio .
Tengo ganas de hablar y explicarte mi viaje a Dartinghton pues esto esta lleno de escritores y artistas pues creo que esto te fascinaria de veras . Tenemos que venir pues tenemos un viaje pendiente.See you soon my dear cousin.

Anónimo dijo...

Me ha extremecido el comentario de Daniel. No hay nada más bonito en el mundo, que dedicar un comentario así ha alguien que quieres :)

abulafia dijo...

Cuanto tiempo, eh?
No he tenido tiempo hasta ahora de leer tus nuevos escritos, mea culpa.
Respecto a lo que has escrito, me recuerda mucho a la movida que esta pasando ahora en Japon con los adolescentes enganchados al mundo virtual (les han puesto un nombre que no recuerdo). He llegado a escuchar la historia de unos padres que se vieron obligados a construir otra cocina en su casa porque su hijo 'vivia' en la cocina las 24h del dia enganchado al ordenador...
Vi un documental sobre esta gente y ahora no me acuerdo del nombre, que rabia; pero seguro que tu lo sabes

Axel dijo...

El fenomeno se llama Hikikomori. Son adolescentes y adultos jóvenes que se ven abrumados por la sociedad japonesa y se sienten incapaces de cumplir los roles sociales que se esperan de ellos, reaccionando con un aislamiento social. Los hikikomori a menudo rehúsan abandonar la casa de sus padres y puede que se encierren en una habitación durante meses o incluso años. Según algunas estimaciones, puede que haya un millón de hikikomoris en Japón (uno de cada diez jóvenes). La mayoría de ellos son varones, y muchos son también primogénitos.