lunes, 20 de octubre de 2008

Dos opiniones, una misma vergüenza.















La derecha española tiene un problema, puesto que por su culpa, España es el hazmerreír del planeta. Alzan su voz en contra de la ley de la memoria histórica y la apertura de las fosas donde se encuentran miles de cadáveres, que fueron personas, que tuvieron un pasado y el mundo entero se lleva las manos a la cabeza al saber que hay gente que aun se opone. No se trata de reabrir heridas, como se hartan de indicar dogmáticamente, si no de cerrarlas, quizás no son las suyas y eso les molesta. En Alemania, Italia, Argentina, Chile, Francia se han hecho juicios, se han tomado cartas en el asunto pero aquí, nos negamos después de setenta años. Nos negamos porque aun hay asesinos entre nosotros, porque aun hay políticos directamente relacionados con Franco y sus sentencias de muerte, porque aun hay nostálgicos de la etapa más negra de España. No son comparables los oprobios de los dos bandos, no existe el bando nacional y el republicano, no existe revanchismo, lo que existe son seres humanos con sus virtudes y fracasos; existía un bando alcista, agresivo y fascista y otro elegido democráticamente, innovador y que se defendía, existe un bando enterrado en valles de cruces faraónicas y existe otro que no se sabe ni donde esta. Claro que debemos abrir las fosas, claro que debemos apoyar a Ian Gibson, hispanista y mas Español que muchos, claro que debemos apoyar al juez Garzón y por supuesto debemos señalar a los que aun campan a sus anchas y cometieron actos horribles en pos de la España grande y libre. Los primeros interesados en abrir las fosas y enterarse de una vez por todas que es lo que ocurrió con sus seres queridos deberían ser las familias implicadas, siendo excepción parte de la familia del gran poeta Federico García Lorca que se niega por oscuros motivos políticos de “señoritos” y económicos, los segundos interesados deberían ser los españoles para conocer la verdad de su pasado y desterrar la odiosa frase “la historia la escriben los vencedores”, deberían estar interesados en tener una derecha europeísta, innovadora y desanclarla del oscuro pasado, deberían estos últimos, declarados católicos de bien, apoyar la demolición de ese insulto a Dios, que representa el valle de los caídos. Deberíamos hacer tantas cosas por nuestro pasado que perdemos el tiempo en debatirlas porque la cosa está clara, mientras todos los países estudian su oscuro pasado nosotros giramos la cabeza. Se hizo mucho daño en los dos bandos, solo uno fue enterrado con honores. Vergüenza.


Axel Ribes Grau


***********************


Acabo de ver un debate sobre el tema de si se debe o no desenterrar los restos de aquellos que fueron fusilados por el franquismo y tirados como perros en cunetas…

Lo que yo todavía no entiendo es como existe este debate.¿Por que los franquistas tienen mausoleos como el Valle de los Caídos y cuarenta años para enterrar a los suyos como héroes nacionales y los republicanos, anarquistas y todos los que fueron asesinados tienen que tener sus restos tirados en medio de barrancos o de cunetas?

Esto en una vergüenza nacional y no una reapertura de una herida, porque ¿cómo se puede reabrir algo que nunca ha sido cerrado?

Los “vencedores”, aquellos que llegaron al poder de forma ilegal y con las armas, se cubren las espaldas indicando que en 1977 ya hubo una amnistía total. Me parece bien, pero, ¿dónde queda la dignidad de las personas que fueron asesinadas sólo por pensar diferente o porque un vecino al que no le caía bien le denuncio como venganza?

Estamos equivocados al pensar que por querer enterrar un tema de nuestra historia y no querer hablar de él hace que desaparezca y eso no es así. Somos muchos los que venimos de familias que fueron perseguidas, abuelos que se libraron de ser fusilados porque la selección iba en plan azar, tu si…,tu no…,tu si porque no me gusta como me miras…,tu no porque ya te llegará tu hora…padres con estudios que no pudieron incorporarse al cuerpo de funcionarios hasta que Franco murió, simplemente por el hecho de estar en la lista de los “rojos” o ser sindicalista…familias que pasaron hambre porque el cabeza de familia estaba en la cárcel por no se sabe que razón…Les guste o no les guste, todos esos testimonios siguen vivos. Muy vivos.

Todo esto no significa que haya odio, porque gracias a la naturaleza, Franco está muerto(aunque tardo demasiado en irse al otro barrio) y ahora vivimos en algo que se llama democracia .Pero que haya gente que se oponga a lo que es justo éticamente e históricamente, hace que la gente que lo sufría sienta vergüenza e indignación. Y están, estamos, en todo nuestro derecho…nos lo debe la historia, nos lo debe el respeto que se le debe tener a los muertos, a los que han hecho posible que ahora vivamos como lo hacemos.

Me duele cuando veo los testimonios de esos familiares que ni siquiera saben si sus familiares están fusilados o desaparecidos…todos esos niños que fueron separados de sus familias y alejados de su país,¿qué explicación le daríais a ellos?,¿que culpa tenían esos niños de pertenecer a una familia o a otra?

Lo que más miedo da a estas alturas es ver como, a pesar de estar en el siglo XXI, España sigue siendo un país de catetos, un país incapaz de aprender de sus errores y de personas que todavía se jactan de una época que es una vergüenza nacional. Y eso es todo lo que siento; a pesar de que se pueda pensar que de mis palabras se desprende odio, quiero recalcar que no es así, no es odio sino miedo a que se pueda repetir algo tan terrible como lo que ya ha pasado nuestro país.


Mari Carmen Richart Mañogil

domingo, 29 de julio de 2007

Sumérgete




Sumérgete. Ven. No tengas miedo. Respira. Confía.

¿Ves? Allí debajo de esa roca la vida es mejor. Mientras vamos hacia ella observa el coral purpúreo que tan buena función acomete. ¿Es precioso verdad? Pues también es peligroso, corta como un bisturí. Mira los peces multicolores que se mueven como un solo ser. ¿Son preciosos verdad? No podrás coger ninguno, esquivan por instinto. Ya hemos llegado. La entrada fue esculpida de tal forma que pareciera, una cueva cincelada por la naturaleza y el tiempo. Se que la oscuridad amedrenta a cualquiera pues esa es su función, pero tu no debes temer. Dame la mano. Ven. Cierra los ojos si quieres y percibe mejor las corrientes marinas y a los peces guía. Pronto llegaremos y cambiaras de estado de ánimo. Ya se puede vislumbrar un haz de luz que indica el principio de nuestro destino. A medida que nos acercamos, a nuestra izquierda y derecha se perfilan las rocas milenarias que se yerguen orgullosas como defensoras del secreto. Si quieres puedes abrir los ojos. ¿Ves? ¿Te imaginabas algo así? Esa gente que ves te recibirá con los brazos abiertos agradecida de tu llegada. Te pedirán que le cuentes tu doloroso viaje en el calor de sus hogares, que expliques las costumbres de tu pueblo, la religión, la historia y sobre todo que hables de tu querida familia. Esa mujer que ara los corales es la banquera de esta gente y ella te dará todo tipo de facilidades para que puedas empezar tu vida con comodidad, esos chavales que están bailando al son de las ondas de los delfines también querrán conocerte e invitarte a bailar, claro está si bailar es de tu agrado. Baja conmigo y toquemos tierra. Mira, aquella casa de paredes de mampostería será tu hogar de momento, hasta que decidas si esta casa es la que más se adecua a tu persona. Está amueblada, es amplia y perfectamente iluminada. Tiene amplias habitaciones para ti y para tu familia, si deciden venir alguna vez. ¿Quieres verla? Entra. ¿Te gusta? Claro, no queremos defraudarte. Siéntate en el sofá de esponja. Si tienes frio levantas esta tapa del suelo y el calor del magma del interior de la tierra te calentará. ¿Estás bien así? De acuerdo. La gente de aquí, como te decía, vive en perfecta armonía, cada año votamos todos los ciudadanos, sin distinción de edades a los diferentes grupos de personas que desean lo mejor para nuestro pueblo, aun que de formas diferentes. No hay rencillas porque se sabe que gobierne quién gobierne, querrá lo mejor. No nos falta comida porque todos aramos un poco, no nos falta educación porque todos enseñamos a respetar, no nos falta cultura porque sabemos que el aprendizaje nos hace libres, no somos violentos porque no se marginó al que alguna vez, en el pasado, deseó perturbar nuestra comodidad, no nos hace falta la seguridad porque nadie ataca a nadie, nadie es más que otro.

Aquí toda persona es valiosa, es igual de valiosa. ¿Quieres formar parte de nuestra comunidad?

El inmigrante no pudo aguantar más el fuerte oleaje y sus pulmones se llenaron de agua.

Gato ajeno


Recibo mi propia sangre en el templo de la ciudad de la justicia.

Una y otra vez, desde la codicia hasta la hipocresía, sentir que esta vida no es mía. Lograr lo banal, gafas de espejo de falso reflejo, viejos libros indescifrables que quiero, un panal, de sintético néctar que habré de donar. Sirena de barco a lo lejos y en la oscuridad, llama a lo antiguo, pseudociclópeo, imposible realidad. Reír o llorar, pero sentir sin parar, doblando la esquina que aun han de inventar. Sin miedo, paso firme y con autoridad, difícil meta. La verdad.

Gato ajeno mira por la rendija de la luz, agazapado, impaciente. Se yergue de repente y abre la boca, saca la lengua, huele algo nuevo y siente el anhelo de sus genes por actuar. Nada nuevo, en el piso yermo bajo el sol. Gato ajeno desconoce el método cabalístico de la apertura de puertas, mueve la cola y ya está abierta.

Gato ajeno recibe mi propia sangre, en la ciudad de la justicia, en el templo.

Piedra


La piedra es lanzada por él. El acto es irracional, el objetivo difuso entre la masa policial, la piedra emotividad. Esa piedra esta formada por una pizca de ideal, por dos litros de maldad, cuatro quilos de hipoteca, dos gramos de injusticia y lágrimas, cargada de impuestos cobrados con anterioridad. Fue horneada al fuego lento de la disconformidad. No es banal esta blanca arma que impacta en la cabeza de un hombre sin casco y rebota roja en el tembloroso asfalto.


Ahora la piedra contiene más. Cuatro quilos mas de hipoteca, un gramo mas de injusticia y lagrimas, diez de deseos de servicio a la comunidad, un cucharadita de racismo y uno mas de superioridad, cinco quilos de seguridad, un litro de hijo pequeño y dos de de maldad. La piedra se horneará en el fuego de la violencia, del resentimiento y se dará punto final, en el de la rutina inmortal.

domingo, 25 de febrero de 2007

No lo entiendo






Mi padre siempre estaba con la frase "no lo entiendo" en la boca. Recuerdo que, mientras comíamos madre y yo debíamos estar callados porque él veía el informativo, aunque el tampoco decía gran cosa: Una muerte por sobredosis, "no lo entiendo", un empujón a las vías del tren, "no lo entiendo", guerra con un país, "no lo entiendo". Si él no entendía las cosas yo menos me iba a esforzar a entenderlas. Tampoco entendió porque de repente mi madre murió y porque le echaron del trabajo.


Me molesta esta gente que dice "no lo entiendo". Creo que es gente vaga por naturaleza, que no tiene personalidad y que no se esfuerza en salir a adelante. Yo si que entendí porqué murió mi madre y porqué a mi padre lo echaron del trabajo, yo si que entiendo porqué la gente muere por sobredosis y entiendo porque hay guerras. Ocurre todo esto porque la gente se aleja de la sabiduría. Yo le dí todo a la Sabiduría y ella me lo ha devuelto multiplicado por cien. Precisamente la encontré cuando mas la necesitaba, cuando mi madre murió y mi padre no podía casi ni sonreír. Llegó a mi desde Sandra, una bella persona que ha hecho mas que nadie por mi. La amo, te amo a ti, amo a todo el mundo. Ella me presentó a "Vida Erudita". "Vida Erudita" somos un grupo de personas, para que me entiendas, que nos ayudamos mutuamente a culturizarnos.


Por aquel entonces estaba sumido en la depresión pero aun tenía fuerza como para ir al trabajo. Con mis dieciocho años, no tenía otra opción que la de trabajar puesto que mi padre, a su edad, ya no podía encontrar uno. Trabajaba en una tienda de telefonía, donde no había mucha clientela y encontré gran consuelo en Sandra. Cuando entró en la tienda creí ver a un ángel. Su melena rubia que parecía resplandecer al sol, sus gafas negras de pasta que contrastaban a la perfección con su blanca tez y su traje negro Armani al principio hizo que me avergonzara de mi aspecto, pero en cuanto me sonrió dejé de sentirme incomodo. Me dio la mano y se presentó como vendedora de libros. Yo por aquel entonces no tenía gran interés por los libros, pero viendo a Sandra tan simpatica y amigable y yo tan aburrido que estaba en la tienda, decidí darle conversación. Me habló de cervantes,Lorca, Neruda,de la generación del 27 y de la edad de oro española. Yo no entendía mucho de todo eso, pero me encantó la forma que tenía de explicarlo y con la pasión que vivía la literatura. Entonces me dijo que por protocolo, debía de justificar el tiempo que había pasado conmigo. Yo le dije que no se preocupara, que firmaría y es más, que le compraría un libro. La siguiente semana se pasó por la tienda y después de hablar un rato me preguntó si me había leído el libro y con verguenza le contesté que no; me regaló uno que aseguró que me gustaría. Entonces comencé a leer y descubrí un mundo maravilloso en el cual las mejores historias le ocurren a otros pero que tu les acompañas en todo el recorrido. Cada semana venia por la tienda y yo no podía parar de agradecerle haber despertado en mi la curiosidad por la lectura. Un día me sorprendió invitándome a una conferencia de su empresa. ¡ Me estaba pidiendo una cita! Al salir del trabajo, fui a casa, me duché, me vestí con lo mejor que encontré (no podía desentonar mucho al lado el traje Armani de Sandra) y salí disparado con el coche hasta la dirección que me había dado. Cuando llegue al lugar en vez de encontrarme con un edificio de oficinas me encontré con una masía perfectamente arreglada. Ella estaba fuera, esperándome con su gran sonrisa. Me dijo:

- Bienvenido a Vida Erudita.


Solo os puedo decir, que apartir de ahí me cambió la vida por completo. Dejé el trabajo, porque en "Vida Erudita" ya me daban el de vendedor de libros y encima entendí que para ser feliz no se necesita dinero, es más les ayudé a mejorar las instalaciones. Me alejé de mi padre porque aprendí que era una carga para mi crecimiento personal y porque no entendia mi nueva forma de vida, además en "Vida Erudita" me daban alojamiento. Lo que mas me costó afrontar fué dejar a mis amigos y mas a uno en concreto:a Luis.


Luis no vió con buenos ojos que fuera a "Vida erudita" e incluso nombró la palabra "secta" pero no le culpo, ya me avisaron de esto. Nuestro gran Rector me explicó que mucha gente me intentará apartar de "Vida erudita" porque su ignorancia y a veces envidia, hacen que estén ciegos ante nuestra querida Sabiduría. Aun siento ganas de reír cuando oigo a Luis decir: "No lo entiendo, no entiendo como has podido caer en una secta" ¡Que ignorante! Lastima que seáis limitaditos... Hacedme caso, nunca mas digáis "no lo entiendo" esforzaros a buscar respuestas, gandules. Todo tiene una explicación.

lunes, 12 de febrero de 2007

caLor el Poeta


Sigue avanzando hacia adonde nos lleva la muerte gracias a la conciencia humana que puede ser la tuya. Sigue avanzando en los libros, porciones de vida milenaria en tapa dura. Sigue avanzando en la escritura ajena, aunque con deficiencia también es lucha. Sigue avanzando en la espesura de la inspiración que aúna, la injusticia del asalto en la cuna o de la mentira mundial que es la luna, por nombrar de tantas, solo una. Salta que te quisieron verde, como el verde de Neruda. Salta y corre que algunos, de mala fe, aun te buscan.

lunes, 29 de enero de 2007

OLVIDO


Creed en el olvido, cuando digo, que sentirse solo es el peor motivo
por el que sentir. Sentir desfallecer, delinquir en el anochecer, en noches sonámbulas caer. Luces alumbran sin prometer, nervios a flor de piel sin saber porque la miel de ayer desapareció como sin querer. Nervios a flor de piel, hiel desconocida, nervios de papel, sombras difusas sin musas intrusas del pasado aquél. Decid si no creéis en él, en el olvido producido por ti, por uno mismo, creer en las lágrimas del fondo del abismo, por miedo al futuro seísmo del tic- tac ensordecido, ideas que rebotan en tu mente sin ningún sentido, sin destino. El amor me hace altivo, me empuja, me pregunto quién es el que ahora en mi mente dibuja, una princesa o un duende granuja, no se, a mi sombra se lo pregunté, pero lagrimas obtusas, salían sin tiempo qué perder, joder no te sientas sola, le consolé, pero no obtuve respuesta, pues cerrada en si misma no quise o no pude ver.

Siento llorar, siento no verte revolucionada, siento no ver nada, siento estar ciego como tu y como tu, juventud llevo mi vida olvidada.


Ahora la mañana despierta confusión, enervada tensión de un día en rutina sin ninguna pasión, flores marchitas en el balcón y caras lejanas en el cajón que un día perdí en lo más recóndito de mi corazón, no se, razón tenía yo sé, cuando decía ¿lo ves? la gente quiere un motivo por el que creer, por el que traer sonrías a los que hay que querer, no temer, sentid que un día lo veréis, por que el que avisa ya tiene premisa para poder responder y no perder la jodida palabra del difuso ayer. No digáis que no avisé, que llegara un día en el cual no luchareis, lo veréis y como yo, llorareis. Os sentiréis uno en vuestra forma de pensar, sin pensar que uno es una minoría que no tiene porque estar reñida con la de los demás, de vuestros ideales os olvidareis y la dejareis estar y por el tubo pasareis, como los demás, vuestra piel será gris y nadie os verá con propia personalidad y ya está, introducidos en la sociedad.

Siento llorar, siento no verte revolucionada, siento no ver nada, siento estar ciego como tu y como tu, juventud llevo mi vida olvidada.

Ya descubrirás...



Yo lo soy todo, hasta formo parte de ti. Soy lo único cierto de este gran sueño que es la vida. Te rodeo, sin tenerte de momento, desde el ser más querido hasta el más anónimo. Todos desfilaron por mi senda y todos sin excepción desfilareis por ella. Sabes de mí pero no conoces ni uno de los secretos que te guardo. Piensa que estas solo ante mí, soy tu único juez y que mi sentencia es irrevocable y que está por encima de cualquier dios en el que te aferres. Estoy presente en tu intimidad más secreta, te observo mientras intentas dormir y duermes, estoy contigo cuando sueñas y te despiertas. Te acaricio y te acaricia un hielo subcutáneo, te hablo y deseas que me vaya pronto; cuando te arrope ya descubrirás, ya descubrirás…

Mide todo en segundos, que para mi no existe el tiempo. Ármate de paciencia, porque a mi me sobra. Discrimina si quieres, porqué yo no hago ni haré distinción. Llora, porqué haré que llores… Te dejo, me llaman. Ya nos veremos.

domingo, 28 de enero de 2007

Jugadores de rol y asesinos.



Los jugadores de videojuegos no dejan de matar, los aficionados a los deportes machacan al rival, disfrutamos con libros y películas con violencia, pero no por eso nos dedicamos a reproducir lo que hacen los protagonistas, al igual que los jugadores de rol no somos células asesinas durmientes. Claro que se han dado casos como el asesino de la katana, viciado del "Final Fanatsy", jugadores de rol que jugaban a vete tu a saber y acababan asesinando pero también se han dado casos de niños que intentaban volar tirándose por la ventana emulando a "Superman" y demasiados asesinatos por culpa del deporte. Nadie ha propuesto suspender partidos por culpa de la rivalidad de contrincantes ni censurar películas por su alta dosis de violencia (al menos en los países llamados democráticos) ¿Entonces porque esa manía de censurar videojuegos si se supone que son para mayores de edad o criminalizar a todos los jugadores de rol por culpa de un asesino? Primero, los que tengan hijos menores de edad, deberían preocuparse a que juegos dedican el tiempo sus hijos y girar el juego, dejando de lado la portada, y mirar la advertencia de edad del juego. Tan simple como eso. Yo estoy harto de matar en ficción, si me pongo a contar a la gente, bichos, robots que he matado en los videojuegos y juegos de rol mas toda la gente que he visto morir en libros, películas creo que Stalin, Hitler y Pol Pot se quedarían cortos a mi lado. Por eso, quiero hacer una breve explicación de lo que son los juegos de rol y animar a la gente a que juegue, porque con él, desarrollaremos la mente y la imaginación, cosa que hoy en día, por favor tenéis que reconocerlo, no hacemos mucho: Imaginad el juego de rol como un audiolibro donde vosotros sois los protagonistas. El jugador de rol, con un personaje predefinido por él mismo, avanza en una historia, inventada o comprada en tiendas, explicada por un director de juego que se apoya en un libro con las reglas del juego. Los retos que el director de juego (dj), master o narrador pueden ser aceptados o no por el jugador que es libre de hacer lo que quiera en cualquier momento (aunque nosotros los masters ya sabemos ponerlos contra la espalda y la pared para que no se desvíen del hilo argumental de la historia) y estos retos los superará o no, según las habilidades que tengan (marcadas en la "ficha de personaje") y los resultados de las tiradas de dados. En los juegos de rol no hay ganadores, todos los personajes avanzan en la historia ganando puntos de experiencia o "PX" y con estos los jugadores podrán mejorar las habilidades de sus personajes creando una emotiva empatía con ellos.


Para saber la historia de los juegos de rol:




Gran explicación y defensa de los juegos de rol:




Ejemplo de partida:




"Juego a rol y no he matado a nadie (todavía)"

sábado, 13 de enero de 2007

Identidades suplantadas


Que bonitas y utópicas son las relaciones sentimentales a los albores de la adolescencia, el amor inconmensurable desborda por todos los poros y las ganas de sexo poco enturbia en los sentimientos. Cualquier dificultad se puede superar con la ayuda del otro y toda dificultad es mínima comparada con el cosquilleo nocturno. Que nadie piense que en la adolescencia el amor no es real pues este no está contaminado con las frustraciones que se tendrá en el futuro y quizás, por eso, es más puro. Ahora con las nuevas tecnologías, los adolescentes tienen nuevas formas de cortejo, como los chats y las segundas vidas (leer en anteriores entradas del blog) y por descontado, son tan validas, como las de toda la vida utilizadas. Pero en estas ultimas hay serios problemas y grandes peligros a tener en cuenta. Por favor, leer la siguiente historia: Marta se enamoró, como solo puede enamorarse una adolescente, de Alex, un chaval de 15 años mediante un chat. El problema es que Alex, no era Alex ni un chaval ni tenía quince años, sino cincuenta y seis y utilizaba fotos de su propio hijo para engañarla. Este le recargaba el movíl para hablar, pero le decía que no tenía dinero para ir a verla, ella recibía flores y regalos pero decía que no tenía ni para comprarse una webcam. Primero le pidió una foto ligera de ropa, luego fotos desnuda y después le rogó que se desnudara por webcam. Un día Marta, recibió un escalofriante mensaje: "Soy el padre de Alex. Ha tenido un accidente. Está ingresado en la UVI". Horas después recibió un aterrador mensaje que indicaba que Alex estaba en coma y otro más que decía "Alex nos ha dejado para siempre". Despues de esto, el hombre (el monstruo), pidió a Marta verla en persona. Ella empezó a dudar de la historia, la madre ya le había advertido al oír la voz del hombre por el teléfono indicando que esa no era voz de un chaval de 15 años, y la niña no accedió. Entonces este, le pidió más fotos desnuda, en total 25, y llegó a coaccionarla diciendo que si no se las daba enviaría las que tenía a sus contactos de Internet. Marta estuvo apunto de suicidarse y cayó en depresión. La madre denunció el caso. Las llamadas y mensajes llegaban cada día. El monstruo a quedado en libertad con cargos, casualidades de la vida, el día de su cumpleaños.

Su hijo cuando se enteró de tal aberración dijo:


- "Creo que soy yo el que debería ahora suicidarme"


Por eso quiero avisar a las personas de enamoramiento fácil, jóvenes, ingenuos, poetas que todo el mundo puede encontrar un ser de inconmesurable belleza a la hora de escribir pero horrenda monstruosidad a la hora de actuar. No por este artículo dejéis de buscar vuestra historia de amor por la red, yo la he encontrado dos veces, la primera muy satisfactoria, la segunda sublime. Que nadie se atreva a decir que por Internet no se puede uno enamorar, mi amor es casi como el de un adolescente.

Diogenesis informática




El síndrome de diógenes afecta a personas mayores las cuales reusan cualquier contacto con la sociedad y viven en la austeridad más antihigiénica. Estas personas se dedican a recuperar de la basura cualquier objeto llegando a anegar las estancias de sus casas cuando, en la gran mayoría de los casos, guardan grandes cantidades de dinero en su casa desconociendo la cantidad y creyéndose en la mas absoluta miseria. Ahora bien, he detectado una nueva versión de este síndrome y que afecta a un amplio espectro de la población. Los únicos requisitos son tener ordenador, conexión a Internet, un programa de descargas y ningún complejo a la hora de descargar material con propiedad intelectual. Podríamos llamarle "Diogenesis informática"; Aún no he obtenido datos sobre la falta de higiene de los que la padecen, como tampoco se si guardan basura de forma obsesiva o si guardan grandes cantidades de dinero debajo de la cama. Lo que si he observado es que estas personas descargan cantidades ingentes de material, tanto que ni ocupando sus noventa años de vida aproximada (ójala que más) podrán darle provecho. Hay personas que con que el material a descargar "es gratis" llenan discos duros de música que nunca escucharan, hay gente que ya tiene discos duros de 250 GB y planes de comprarse más. Si les ha gustado una canción de un grupo que han escuchado en la radio, se descargan toda la discografía entera, como por ejemplo la de Bon Jovi y si llegan a escuchar todas las canciones, que lo dudo, se dan cuenta que la única canción que les gusta es la que escucharon en la radio. Otros se descargan todos los juegos de una consola por el mero gusto de decir a sus amistades que tienen todos los juegos pero cuando se les pregunta por uno en concreto indican que aun no han tenido tiempo de jugar. Hay que ser un poco selectivo a la hora de elegir y no almacenar basura por que sí. Hay que saber distinguir entre lo necesario y lo superfluo.

Cuentan que Alejandro "El Magno" se encontró a Diógenes tirado en medio de un camino, descansando dentro del tonel donde vivía, y le dijo:


- Te ofrezco cualquier favor que desees.


Diógenes contestó:

-Aparta, no me dejas ver el sol.

lunes, 25 de diciembre de 2006

Buenas y malas noticias


Hoy en día es fácil oír esto:

-Los moros vienen a robar, los curas son pederastas, los moros son machistas, la iglesia cristiana es machista, los árabes son unos fanáticos, el vaticano no predica con la humildad.



Dejando a parte las opiniones que puedan generar estas ultimas frases no podemos negar que, hoy en día, (o quizás siempre fue así) escuchamos mas noticias malas que buenas. Vivimos en la era de la información y esta, nos llega sesgada y manipulada dependiendo de los ojos que la ha observado; y es que siempre nos impactan mas las noticias nefastas que las de buenos actos. No se si recordara el lector el polémico discurso que hizo Benedicto XVI en Alemania y las posteriores manifestaciones violentas que ocurrieron en gran parte de los países musulmanes. Vimos gente al borde de la locura, quemando banderas, protagonizando disturbios y lanzando proclamas belicistas. Los medios de comunicación parecían insinuarnos que estábamos en la antesala de una guerra de religiones, pero la gran mayoría de protestas acabaron cuando el susodicho pidió unas disculpas descafeinadas. Durante este episodio, en la localidad de Tubas en Cisjordania donde practicamente todos los habitantes son musulmanes, ocurrió un atentado contra una iglesia cristiana, el cuál fue perpetrado mediante un coctel molotov que causó daños de poca consideración. Esta noticia se pudo leer en varios medios informativos pero en ninguno se pudo leer lo que ocurrió esa misma noche y los días posteriores:


- Durante la noche, después del ataque a la iglesia cristiana, bastantes ciudadanos musulmanes se acercaron a vigilar la iglesia y sus alrededores y los días posteriores participaron en la reconstrucción de los desperfectos.


Dicho esto me asalta una duda:

¿En el mundo musulmán se informó de aquel cura que acogió a un grupo numeroso de inmigrantes musulmanes en la "església del Pi" protegiéndoles de una inminente repatriación?


Esta duda me lleva a otra:


¿Si en los medios de información dieran un 50% de noticias negativas y el otro 50% de noticias positivas, el mundo iría mejor?

miércoles, 20 de diciembre de 2006

Mi segunda vida, mi segundo mundo hipócrita. (secondlife)


No suelo hablar mucho de mi, pero me he de confesar: tengo una doble vida.

Mi segunda vida la utilizo para conocer gente, para practicar mi ingles nefasto, para bailar bien no como en la primera y para trabajar en diferentes lugares: he trabajado de segurata, de gogo en discoteca, y de calienta sillas.

A estas alturas del texto quizás penséis que me he fumado algo pero lo que digo es real. He entrado en un mundo virtual llamado Secondlife y es impresionante, os lo aseguro. Iba a referirme a Secondlife como un juego, pero creo que es algo más. En este entorno virtual puedes hacer de todo y atención, si pagas una cantidad de dinero (cosa que puedes hacer o no), puedes montar tu negocio y ganar dinero real. Por ejemplo: si tienes un grupo de música en la vida real, en secondlife puedes hacer una tienda de música y vender tus canciones y recibirás dinero real. Otro ejemplo:

Hace unos días, tendencias21.net publicó un extenso análisis del caso de SecondLife, elaborado por Giulio Prisco, Licenciado en Física Teórica y Computacional, que señala las relaciones que se empiezan a tejer entre el entorno 3D y la vida fuera del juego: "se gastan 500.000 dólares diarios. La moneda virtual puede cambiarse luego por monedas reales, como euros o dólares. El banco Wells Fargo ya ha abierto una oficina en este mundo virtual, dos escuelas de negocio están explorando la forma de usar Second Life para formar a sus alumnos y la Asociación contra el Cáncer busca también un espacio paralelo para conseguir recursos".

Como veis las opciones son múltiples, pero bueno no os rayéis con lo del dinero, solo lo pongo como ejemplo de una de esas opciones. Yo lo utilizo para divertirme aunque tengo un proyecto de montar una biblioteca, por supuesto no pondré ni un duro real, solo invertiré dinero del juego.

Para acceder al juego tienes que entrar en la pagina:

http://www.secondlifespain.com/index.php

Después darle a downloads en la esquina superior derecha, clicar en la carpeta de Secondlife, clicar en cliente secondlife y descargar. Luego instalas el juego, sigues los pasos y a disfrutar.

Para disfrutar de la interfaz de usuario en nuestro idioma, accede a la opción del menú superior Edit, elige Preferences en la parte inferior, y en la pestaña General verás el selector de idiomas (Language). Selecciona el español, y por último reinicia el programa.

Resumen: Edit > Preferences > General > Idioma español > Reiniciar el programa

Si entrais en Secondlife avisadme que os voy a buscar. En el buscador del juego, clicais la pestaña de persona y ponéis mi nombre (Rastaxel Salomon) os dirá si estoy conectado y donde estoy. Suelo estar en Secondlifespain.
http://www.secondlifespain.com/index.php

miércoles, 13 de diciembre de 2006

Proyecto de cine


A menudo empiezo mis relatos partiendo de la primera media frase que me viene a la mente. Por ejemplo: “El sol hoy no ha salido, pero…”

A partir de ahí el texto es en caída libre, es donde me presento a personajes desconocidos, es donde visito cualquier escenario imaginable y escucho, entre bambalinas, diálogos que deberían ser secretos, siento como si la idea del relato estaba guardada en mi subconsciente y que únicamente debía enfrentarme a la pereza.

Cualquiera de nosotros disponemos de recursos ilimitados para crear nuestra propia película. ¿Para que gastar tanto dinero en aparatos de iluminación, audio y video, en estrellas de Hollywood y permisos de filmación en escenarios, si disponemos de la mayor productora a nuestro servicio que es la propia mente?

Gastad en mente e imaginación; si os ponéis os sorprenderéis como me pasó a mi.

Si escribís vuestro relato, por muy pequeño que sea lo publicaré (a vuestro nombre claro está) y entre todos lo comentaremos. Gracias. (rastaxel@hotmail.com)

Magia II




El niño llamado Since aprieta la chaqueta contra su cuerpo. El basto cielo gris cubierto de bajas nubes abre un resquicio por el cual desciende una cascada de luz con aureola de cuentos de unicornios. La noche pronto llegará y esa aureola ya no podrá seguir fascinando a Since, pero quizás el negro manto perforado por agujeritos de luz de luna le inspire otra aureola de cuentos de alfombras voladoras y genios que obedecen solo tres veces. Para el niño todo es nuevo y para los adultos debería serlo.

jueves, 7 de diciembre de 2006

H2O


Surgió una complicación en la operación y el paciente sufrió una parada cardiaca. La adrenalina suele funcionar en estos casos, pero el paciente no mejoró al aplicársela. Se investigó la composición química y el resultado fue sorprendente: H2o.

En los tugurios de Nigeria se pueden comprar medicamentos falsificados, como por ejemplo el ibuprofeno, iguales a los que tú tienes. Llueve sobre mojado y nunca sale el sol, es la triste realidad de África.

domingo, 3 de diciembre de 2006

ES UN HOMBRE MAS





“Con él no siento lo mismo que con mi marido, es muy diferente. Mi marido se ha convertido en pura rutina, me abro de piernas y ya está, acaba rápido y nos dormimos. No parece importarle que ya no sienta como al principio, sabe al igual que yo que las personas cambian y que a veces, conforme va pasando él tiempo, hay otro tipo de necesidades o las mismas tienen que renovarse. Él mismo a cambiado, antes todo eran caricias, palabras de amor, sexo oral dulce y fantasías, pero ahora ya solo la mete y punto, pero no me importa, yo ya no quiero nada de eso y si él puede descargarse y no estar de mal humor yo ya estoy contenta. Él otro me da todo lo que necesito, que es caña. Me encanta que me folle salvajemente la boca, que me haga atragantar, que me ate y me pegue tortas, me excita sentirme sucia, creo que es lo que me excita más, sentirme diferente, sentir que mantengo un secreto que en mi ámbito social se desconoce, si leyeran mi diario, me suicidaría. También me encanta que me llame perra mientras me lo hace rápido, no se, estoy harta de caricias, quiero que me traten mal, sentirme diferente a esas casadas de mierda de mi curro, tener algún aliciente en mi monótona vida que gira en torno a la de mi marido, que al final la hace como suya. Sexo anal duro, entre sabanas de agua, olor a látex mezclado con el del sudor, coca de mientras y “popper” en el orgasmo, eso es lo que me pone cachonda y por ahora no me canso, llevo así casi dos años todos los fines de semana. Mi marido trabaja y no me importa si me la pega con otra. Los fines de semana me convierto en una esclava, en su esclava, en la esclava del sexo duro y me olvido de mi vida real. Pero entre semana es diferente, me siento avergonzada, en el trabajo me vuelvo muy tímida, bueno, la verdad es que siempre lo he sido un poco y no puedo mirar a casi nadie a la cara. Me siento mal, creo que al otro lo fuerzo un poco, que ya no le gusta tanto como cuando empezamos y vivo constantemente con el miedo que se descubra. Cuando estoy sola, a veces tengo la paranoia de que mi marido ha escondido cámaras y grabadoras por toda la casa y comienzo a tirar todos los libros de las estanterías, muevo los muebles de sitio y miro entre la ropa sucia. Se que es una paranoia y que no puede ser verdad pero si no lo hago, no consigo quitarme el nudo de la garganta. Creo que no le gusta tanto como al principio, además, cuando acabamos me pide que le abrace, que le diga que le quiero, pienso que necesita que ocupe el lugar de su difunta madre, pero no puedo, me es imposible, nunca lo he podido ver como si fuera mi propio hijo y menos ahora que me lo follo. Mi marido dice que le tenga más cariño al niño, pero no puedo aceptarlo, aun que lo haya criado desde sus catorce años, no es mío, es un hombre más”[1]


1 – Extracto del diario de M…


EL ANILLO





La anciana revolvió entre la basura. Nadie le había visto. No encontró nada de valor. Algunas veces encontraba verdaderas maravillas, como aquél día que encontró un abrigo de piel falsa en buen estado. Subió con el ascensor hasta su casa, lo limpió y fue la reina de la noche. A las cinco tenía que ir a buscar a Miguel, su nieto, al colegio, así pues, tenía tiempo de buscar algo más. Caminó hacía el parque, donde los niños que no hacían actividades extraescolares en el centro ya habían salido y vio un container escondido entre los coches. Sin perder de vista a los niños y a sus padres se acercó al container y metió la mano casi sin mirar. No le gustaba mirar mucho, pues realmente le daba asco, le daba asco tocar residuos orgánicos. Notó una caja de cartón, la cual como casi siempre, estaba vacía, una bolsa de basura con cristales y un palo de fregona. Con el palo removió las bolsas, ahora mirando en el interior del container, y encontró un anillo dorado en el fondo. Sus ojos se iluminaron sin saber aún si era de bisutería o de oro. Con el palo intentó varias veces subirlo apretándolo contra la pared, pero fue en vano. Se acercaba la hora de ir a recoger a Miguel y su excitación aumentaba por momentos. Vio que se acercaba un joven. Aun que le dio reparo le dijo:

- Perdona pero es que se me ha caído mi anillo dentro al tirar la basura ¿Qué podrías cogérmelo?

El joven asintió con la cabeza y ayudándose con los brazos se introdujo en el container. La anciana no cabía en su gozo y le dijo gracias por lo menos seis veces, el joven se puso los auriculares y prosiguió su camino. Levantó el anillo para mirarlo a la luz y descubrió unas letras grabadas:

“Luisa y Juan para siempre”

A la anciana le dio un vuelco el corazón, ella se llamaba Luisa. Consideró el anillo como suyo.

Miguel estuvo viendo la tele durante dos horas hasta que llegó Marisa, su madre a buscarlo.

- Mama ¿Le has comprado algo de merendar? – dijo Marisa a la abuela.

- Ya sabes que la pensión no da para mucho…

- Pero ¿Es que no te doy suficiente como para comprarle una pasta al día?

- A mi no me hables así que soy tu madre y bastante hago en ir a buscarle cuando debería estar en la cama descansando las piernas.

- Nunca cambiaras mamá, anda Miguel, marchémonos.

- Eso iros, no me pidáis nada más, si volvéis que sea para verme.

La puerta se cerró con un fuerte golpe.

Luisa miró su resplandeciente anillo y sonrió, le quedaba tan bien con el abrigo de piel. Con una pulsación en el spray de laca terminó de acicalarse. A través de la mirilla de casa pudo asegurarse de que allí no había nadie, entonces, corrió las cortinas de la galería y sacó de debajo del colchón un fajo de billetes de cien euros, de los cuales separó uno y lo guardó en su bolsillo. Después, como cada noche, contó sus treinta fajos, estaban todos. El casino no estaba lejos, pronto estaría de vuelta a casa.

Allí se encontraba Inés, Pura y Paquita las cuales le saludaron desde lejos, mientras pedían un cartón de bingo. Luisa no les devolvió el saludo, caminó entre las mesas y los camareros con lentitud, cuando llegó a la mesa, Pura le preguntó:

- ¿Qué te pasa Luisa?

- Quiero contaros algo que hace tiempo que quería hacerlo.

¿Que es? – preguntaron al unísono.

- Antes de casarme con Abelardo, que en paz descanse, estuve en secreto con un marinero llamado Juan. – explicó mientras, con la mano, pedía dos cartones al camarero.

Sus amigas callaron, con los ojos abiertos ampliamente, mientras anunciaban el primer numero.

- Mirad el anillo que me regaló, nos queríamos con locura– dijo mientras les acercaba una mano y con la otra marcaba la casilla del número de la bola extraída.

- Es espléndido – dijo Inés mientras iba alternando la vista del anillo al cartón y marcaba de vez en cuando alguna casilla.

- ¿Por qué no nos lo dijiste antes? – susurró Paquita a modo de secreto.

- Ya sabéis que soy una mujer chapada a la antigua y no me gusta que me juzguen por tener un amor secreto, pero con el tiempo me he dado cuenta de que sois lo único que tengo y que puedo confiaros este secreto.

- ¿Y que es de él? – Preguntó Pura mientras ponía una ficha de un número cantado en el cartón de Luisa.

- Murió en una tempestad, después de darme este anillo.

Todas dejaron la conversación pues el cartón de Luisa anunciaba un inminente bingo. Luisa cogió el Martini de Pura y dio un rápido sorbo, esperando los números veintitrés y el uno:

- El once, el veinticuatro, el cuarenta y cinco – Luisa se apretó las manos- el uno.

Luisa lo marcó ahora, solo le quedaba el veintitrés. Miró a la gente de su alrededor y quiso enmudecerlos a todos.

- El treinta y dos, tres, dos, el dieciocho, uno, ocho, el veintitrés…

- ¡Bingo! – gritó Luisa.

Cuando llevó el cartón a la mesa, las tres ancianas inclinaron la cabeza y Pura dijo:

- Pobre mujer, yo no sabía lo de ese novio marinero, vaya pelandrusca.

Después del bingo todas trataron de consolar a Luisa la cuál lloraba porque según ella, hacía cincuenta años de la muerte de Juan, el marinero, pero las lágrimas se les contagiaron. Las tres, Pura, Paquita e Inés volvieron a la soledad de sus respectivas casas y miraron las fotos de sus difuntos maridos. Luisa miró la de su hija y su nieto.

Axel Ribes Grau

sábado, 2 de diciembre de 2006

Eustaquio del espacio


La nave avanzaba a través del universo, concretamente abajo a la izquierda. Dentro de ella Eustaquio Espumadera conversaba con Diri Versión Uno:

- Los Humanos somos inútiles para la galaxia. – dijo Eustaquio.

- Pero tú al menos sirves para algo. – contesto Diri condescendiente.

- Gracias por el cumplido, pero solo sirvo para rellenar pantallas de memorización.

- Eso está bien. La galaxia de este modo estará informada.

Eustaquio suspiró y dijo:

- Contéstame a esto ¿Quién, en toda la galaxia, quiere saber de los humanos?

- Pues… - después de titubear, Diri chascó los dedos y dijo

– Pues los documentales del mediodía y el programa “ Riámonos de los bípedos”

La nave avanzó hacia arriba, luego hacía abajo y luego, de nuevo hacía arriba obedeciendo los firmes designios del Arroghno borracho. Los Arroghno son los mejores pilotos del universo y se afirma que cuando beben alcohol ellos controlan, mejor dicho, ellos son los únicos que lo afirman, aunque nadie se ha atrevido a contradecirles. El Arroghno bebió de nuevo y buscó un lugar en el suelo vacío de botellas, pero al no encontrarlo gritó con todas sus fuerzas:

- ¡Hey!

El Arroghno pudo oír a lo lejos, en los confines de la sala de control, un hilillo de voz que le contestaba:

- Dime…

- ¿Hay algún sitio vacío por ahí para dejar la botella?

- No, lánzala por la ventanilla.

En dos segundos y medio la nave explotó y fue recogida por los barrenderos municipales galácticos.

Eustaquio por primera vez en su vida se alegró de haber limpiado algo. Hace dos meses decidió dormir en la cápsula-lanzadera de emergencia entre cajas de pizza y latas de refresco puesto que ya estaba harto de dormir en la sala de control rodeado de botellas vacías. Además en la cápsula-lanzadera tenía cierta intimidad para poder disfrutar del gusano del placer, una de las pocas cosas que le hacía olvidar el añorado planeta Tierra. Mientras limpiaba la baba del gusano del placer que había manchado hasta el techo vio una botella de los Arrogho por la ventana de la cápsula-lanzadera y acto seguido escuchó como explotaba algo de la nave. Con rapidez apretó el botón rojo el cual advertía en letras doradas: “No se sienta culpable por sus compañeros, ellos hubieran hecho lo mismo”. De repente su cuerpo se aplastó contra la pared y en él se aplastó la cama, el armario ropero, la pantalla narcotizante de colores, el torito mecánico de adorno, el patito de goma y el gusano del placer, no hace falta decir que esto ultimo es lo único que no le hizo daño, al contrario.

La cápsula-lanzadera volaba a la deriva enviando señales de socorro pero de momento solo habían sido recogidas por un dragón espacial hambriento de cosas inofensivas. Eustaquio ordenó como pudo la única habitación de la que estaba compuesta la cápsula-lanzadera y decidió afeitarse. Cuando vio que la espuma flotaba en el aire también decidió apretar el botón antigravitatorio. Su cara ya no era la de un chaval joven dispuesto a vivir la vida a cien, sino la de un hombre de veinticinco dispuesto a afeitarse, después de hacerlo, se peinó el mostacho y se acicaló la boina, último recuerdo de su padre y orgullo nacional en todo el espacio. Ahora solo le cabía esperar a que alguna señal de socorro llegara a algún ser inteligente y solidario o a morir de inanición en mitad del olvido.

- Hola. – dijo el gusano del amor

- ¿Cómo es que hablas? Que vergüenza.

- Que va tontín, no debes tener vergüenza de nuestras noches de pasión.

- Nadie me advirtió de que los gusanos del placer pudieran hablar.

- Debes leerte la letra pequeña siempre que compres algo.

Eustaquio se sentó en la cama y miró al gusano. Este era del color de los chistes que cuentan las viejas y permanecía en la mesita de dormir con una amplia sonrisa.

- ¿Que miras? – preguntó el gusano.

- El pedo que te tiras.

- ¿Qué? No entiendo.

- Es que es una broma terrícola.

- Me la puedes explicar, es que no la entiendo.

- Eh…- Eustaquio se rascó por encima de la boina.

- Bueno cambiando de tema: Yo me llamo Rudol. – dijo el gusano mientras sacaba de sus pliegues de carne un fino bracito.

- Yo Eustaquio. – contestó – No sabía que tuvieras brazos Rudol.

- Los gusanos de placer debemos ocultar ciertas cosas hasta que llegue el mejor momento, sino nos volvemos monótonos. Por cierto y ¿ese nombre tan raro?

- Decía mi padre que viene del griego y que quiere decir “cargado de espigas”.

- No entiendo, no te veo espigas por ningún lado y si el “griego” es lo que me explicabas aquella noche, con perdón, tu padre era un guarro. (continuara...)

Empatía


- ¿Alguna vez habéis tratado de ayudar a alguien con vehemencia y el futuro os ha escupido en la cara? ¿Alguna vez habéis visto la desolación en la cara de un extraño al cuál amasteis hace tiempo ya? ¿Alguna vez habéis huido por la senda oscura del autoengaño complaciente para no tener que enfrentaros a los retos de otra persona y hacerlos propios? – preguntó el señor Jota.


Nadie le contestó.


- La empatía es la única solución para que el futuro del planeta gire hacia el positivismo, pero ¿Podéis sentir el dolor de otra persona y hacerlo propio para llegar a entender la raíz del problema? La respuesta a esta pregunta se contesta con la siguiente frase: Puedo llegar a sentir el dolor propio de otra persona si desecho la siguiente frase: No lo entiendo. Cada vez que ocurre un hecho desastroso se acostumbra a decir: No lo entiendo. Quizás se dice para alejarlo de nuestra comprensión y así confirmar que algo que no podemos entender nunca formará parte de uno mismo. Cada vez que decimos: “No lo entiendo” o “No entiendo como alguien puede ser así” estamos mutilando nuestra capacidad de empatizar. Empatizar no quiere decir que tengamos conmiseración con el asesino o el violador porque entendemos sus males que no se olvide, empatizar desde un punto neutro con el ser más hijo de puta del planeta o con el ser más bueno de la tierra ayuda a ser consciente de los actos de uno mismo.


- De nuevo nadie le contestó, la celda permanecía vacía y fría.

Magia


Since era un niño con poderes creado por uno que no los tenía. Since podía comunicarse con cualquier animal y a medida que crecía iba descubriendo su potencial mágico: - Podía ver como un indio apache subía a los cielos y se reunía con sus antepasados, podía ver como vampiros corruptos avanzaban por la Europa medieval y aniquilaban a un tercio de su población, podía ver las verdaderas tierras de los elfos sin creerse a Tolkien. Transmutaba su realidad para vivir lejos de sus problemas escribiendo con un lápiz que le susurraba al oído. Pero un día ese niño desapareció por la ceguera del adulto y su mundo se transformo en una tierra yerma envuelta por la neblina que creaba la máquina “Nopensar”. Esa máquina sigue con sus engranajes a pleno funcionamiento: Clik, trak, clik, trak, clik, trak, clik, trak…

Imposibles


¿Tú piensas? Yo pienso. La luz debe ser escuchada, a veces pienso. El color debe ser saboreado, pienso. ¿Por qué no? Las personas deben ser saladas y los números queridos, la sangre fosilizada y la roca llorada. ¿A no? y ¿Por qué no? El mar debe volar y los derechos ya hechos. La música debe ser. Ser el humo sólido y la voz llama. El estrépito debe ser luz y por lo tanto escuchado. ¿Imaginas? Lagrimas que ríen, niños rocío, casas de alma, cosas que casan, inviernos que cosen y veranos que alargan. Piensa. Quizás los libros deben ser cerebro, y el pelo raíz, tus pensamientos exactos, los míos años, rosas de pegamento y más cosas que no recuerdo. Debería ser el todo y a la vez la nada, caminar quieto, y el viajar sujeto, nubes desierto, oasis de cielo, llaves que acortan, la mentira dios, adiós un saludo, te quiero un deshielo. ¿Lo crees? Sabanas un incienso, ropa de huesos y un perro memento. Todo cabe en la mente pero a veces no queremos, los niños saben, saben de eso. Imposibles yo os creo. ¿Tú los crees? Yo los creo.

Yonqui


Puede ser, que en esta vida, no pueda ver mis sueños hechos realidad, pero no por eso voy a dejar a mi hijo que siga por la mala vida que llevo. Cristina y yo hemos vivido en huecos de escalera, debajo de carreteras de las afueras de la ciudad, en casa de amigos y de enemigos y no quiero lo mismo para Álvaro, no, él va a estudiar en un colegio y va a tener casa con unos padres. Estará lejos de la heroína y cerca de la comida, será un niño rubio y guapo, se parecerá a su madre. Cristina quiere matarlo para que no sufra, pero yo le repito una y otra vez que la doctora “Marisa” dice que se encuentra bien, que aguante seis meses sin chutarse y así lo podremos dar en adopción. Pero ella sufre, tiembla, se agarra fuerte a mi brazo y cada día me pide una dosis, yo intento alejarme cuando me pico pero ella me insulta, hasta me tira botellas y me dice que lo hago para quedarme con todo el jaco. No es así, eso es mentira, ¿Cómo se le ocurre decir eso si estoy intentando dejarlo? Dice Luis, el de la o.n.g que me ve bien y que estoy mejorando y yo me lo noto, en serio. Ahora nos quieren tirar el barrio al suelo, para que los ricachones puedan ir al cementerio, sin ningún miedo de acabar en él, pero no se dan cuenta de que nuestro barrio es una parte más, que aun que lo derriben vamos a ir a parar allí. Pero mi hijo no, porque será un ricacho de esos, quiero que cuando sea mayor vea a alguien parecido a mi y que vaya a la otra acera o mejor, que no vea a nadie como yo y que se imagine toda esa mierda que sale en las películas como si fuera de palo, vaya, un cuento lejano. Su madre, vaya, su madre de palo, le contara cuentos mientras le tapa con una manta de esas gordas y limpias, que huelen a jabón. Le dará besos por la frente y esta puta vida de mierda que tengo, para él será una miseria lejana de la que más vale no acordarse. Seguro que le gustará el básquet y será del barça como yo, será el mejor deportista y correrá más que Juan Jesús el “pasma”. Joder, joder ¿Cómo se le puede imaginar a Cristina lo de querer matar a Álvaro? Dice no se que de una percha, de metérsela y punto, que así no sufrirá, pero cuando le digo lo de mi sueño, se calma, yo creo que eso debe ser el mono que le hace decir cosas de estas porque antes no era así. ¡hay que ver la vida! Cuantas vueltas da la muy puta, antes un chavalillo inocente, ahora un yonqui. Mi hijo tendrá una novia, cuando sea ya mayor claro esta, una de esas que sale en las series, estas del mediodía, será guapa, inteligente, sabrá bailar y se darán amor como nadie lo ha hecho, será feliz, claro esta. Hoy en día no le dan un niño a cualquiera, no, se lo miran mucho antes de dar un niño a la ligera, ala, venga ahí tienes un niño, por el morro, no, así no funcionan las cosas, no, se lo dan a gente de pasta que no tienen fertilidad de esa o como se diga y el niño vive como un rey durante su vida. El padre le dará una empresa que dirigir y él tratará a sus trabajadores como nadie aun que su trabajo no le guste, no porque vaya a salir un vividor de esos, no, sino porque será un soñador, un poeta, un buen chaval.

Hilos oníricos


La noche alcanza al embriagado en la cama y los pensamientos se entretejen con hilos oníricos sin permitir distinción entre unos y otros. Tiene atisbos de muerte y tiene miedo a vivir por si no sirve para nada, si no sirve para algo siguiente a ella. La noche culmina y el embriagado da vueltas entorno a su almohada. Muerte es extraña palabra para el que algún día ha de morirse, no la entiende, no alcanza su magnitud etérea de interposición magnánima y se acongoja pensando en que algún día se debe enfrentar a ella, pero al fin consigue dormir. La muerte alcanza y alcanzó a todos, “mal de muchos” consuelo de tontos.

Almas fracasadas


El mundo se llena de almas fracasadas y occidente porta el estandarte. Se llena de obcecaciones en pasados y futuros, de estilos de vida copiados con la mano mala y de luchas internas solucionadas a base de odio mal canalizado. Así te puedes encontrar tú, así me encuentro yo. Mira mi habitación:- Latas de cerveza, ropa limpia por el suelo y sucia bajo la cama, ceniceros llenos hasta los topes y paredes desconchadas. Vivo en el fracaso mas optimista, sino ¿para que seguir? …A veces pienso en ella, o sea en mi pasado y la sonrisa me daña la cara puesto que no está acostumbrada a ejercitar tal movimiento. ¿Te acuerdas? Me pregunto. Claro, me respondo. ¿Como olvidar lo que por seguro fue mi gran momento? Leo sus cartas y me alegro de mi pasado, pero imaginad lo que pienso de mi presente. Las paredes parecen más amplias y a veces se abre un cuadrado en una de ellas y se asoma el sol, pero este no calienta. Ese sol ya calentó en su día y parece que no volverá a hacerlo. Es más, el cabrón enfría puesto que recuerda lo que ya no es ni será. Entonces tengo ganas de que las finas sabanas me protejan y me resguardo en ellas. Sin dormir, pero resguardado de las cartas. Cuando llegas a una cierta edad, todo acontecimiento de nivel mundial se vuelve vacuo de significado y cada acto cercano se vuelve decisivo. Las cartas me atormentan porque siempre quiero tirarlas pero no lo hago, creo un dilema interior que dura horas sabiendo nada mas empezar el resultado y la impotencia duele más que la impotencia de mi miembro viril. La soledad, si, ese otro mal, de entre tantos, de occidente. Temed cuando lleguéis a viejos, sentiréis la verdad, sentiréis que ya nadie siente. Es así como avanza mi futuro: alcohol, putas, escritos, sollozos y añoranzas. Hoy por la mañana parecía que todo iba a cambiar, he llegado hasta el container con las cartas en una bolsa de basura, he llegado hasta el gran triunfo pero he caído en el más estrepitoso fracaso:- Las cartas duermen otra vez conmigo. En mi pueblo nadie camina cuando hay sol, por eso yo me he condicionado a ello.

Lazos de Sangre


Cuando ves a una persona bella y la conoces mejor,a veces,ya no te lo parece tanto. Eso se llama desencanto y va en función de tu poder de idealización. Por eso los poetas caen,a menudo,de las ventanas de los rascacielos o los amantes se acarician las muñecas hasta abandonar su precioso cadáver. Todo es bello...Se supone que el amor de una madre también,pero ¿quién dijo que debíamos de suponer?,¿quién dijo que debíamos pensar cosas que no son?Ahora ya es tarde para cambiar la percepción tuya,que es la de la humanidad entera. Ahora es tarde para que digas que los lazos de sangre son importantes.Una madre no tiene que ser madre porque lo sea. Algunas sólo portan el hábito que hace al monje.Hay madres que son madres por concepción mágica,al igual que la virgen María,que,sin serlo, dió amor a quien sin ser hijo,suyo fué. Gracias a los lazos de respeto,ya no se puede seguir creyendo en los de sangre. Llegan nuevos tiempos gracias al que haya inventado todo ésto;llegan nuevos tiempos gracias a tu mente:lector.




Dedicado a la bicha.

Tren


No pude despedirme de él. Con rapidez me encaramé a la pared de ladrillos y le vi justo cuando subía al tren. Por supuesto que corrí para intentar tan siquiera alzarle la mano a modo de despedida pero la maquinaria chirrió y se perdió en sus volutas de humo. Ahora en mi habitación paso hojas de una revista caducada, viéndola sin verla. Miro al techo pero este sigue del mismo color gris. Gris como el cielo y gris como el calor que se te pega sin dejar resquicio libre. Me parece perfecto el símil del nudo en la garganta cuando algo te aflige y no puedes remediarlo, sabes que un grito mermaría esa sensación durante un tiempo, pero el grito precede al silencio y el silencio al pensamiento. Cuando un gran amigo se va, aunque sea para mejorar en la vida, los recuerdos buenos se tiñen en color sepia y se tornan nostalgia en estado puro. Se que su tren volverá algún día pero mi estación ya no será de fin de destino si no una de paso y de prefecto de estación senil.






Nota especial para el/la aludido/a Que te vaya bien...

Historia de Felicidad y Amor


Felicidad buscó por toda la casa a Amor pero no le encontró. Se había llevado su ropa, libros, utensilios de aseo, fotos, cartas, en fin, todo lo que podía indicar que alguna vez había vivido allí durante tres años. Desconocía el motivo detonante para aquella desaparición repentina pero algo le decía que si podía estar en algún lugar, ese lugar sería la casa de Rutina. Hacía varios meses que Amor había entablado amistad con ella y aunque Felicidad no era partidaria de esa relación no era nadie para impedirlo.- Todo el mundo es libre de hacer y deshacer – pensó – Además yo también he tenido relaciones con otra gente la cual desagradaban a Amor, como el señor Dinero, con la señora Ignorancia o con el joven Idealismo y nunca se enfadó por eso.Felicidad por unas horas, decidió que no debía arrastrarse para ir en busca de Amor, pero su pena fue tal, que sus lágrimas cayeron en hilo de agua. Se levantó de su cama, cogió el abrigo y fue a casa de Rutina.En efecto, cuando Rutina abrió la puerta, Felicidad, vio a Amor estirado en el sofá con la cara compungida.- ¿Puedo pasar? – preguntó Felicidad mientras empujaba a Rutina.Cuando entró en el salón de pintura gris, vio a señor Futuro hablando al oído de Amor. Amor se tapó la boca con las manos al ver a Felicidad y ambos comenzaron a llorar.- ¡Sal ahora mismo de mi casa o llamaré a Tristeza! – gritó Rutina.- Llama a quién quieras, quiero estar a solas con Amor.Amor miró de reojo a Futuro, el cual asentía con la cabeza y dijo con voz temblorosa:- Felicidad no quiero estar más contigo.- ¿Pero porqué? ¿Dime algún motivo? ¿Acaso no te he tratado bien?Amor agarró un cojín y lo apretó contra su pecho.- ¡Vete de mi vida, vete con el señor Dinero, vete de aquí!Felicidad presa de rabia contra Rutina y Futuro, empezó a lanzar una sarta de insultos que más vale no mencionarlos y a tirarles todos los objetos que tenía al alcance de la mano: Cuchillos, peceras, cojines y demás.De pronto la puerta de entrada, se abrió golpeando contra la pared y al escuchar el gran estruendo todos se quedaron en silencio. Tristeza caminó con paso firme hasta el comedor. Todos abrieron los ojos como platos, hasta Rutina se asustó tan acostumbrada a ver a su amiga.- Esto es un mal entendido señora Tristeza yo ya me iba – dijo Felicidad.- Tú no te vas a ninguna parte, tú te vienes conmigo.Amor lloró mientras el señor Futuro le acariciaba el cabello y Rutina se preparaba las maletas para un largo viaje de negocios.Felicidad estuvo muchos años recluida en la prisión de Tristeza sin ninguna prueba que le inculpara de algún delito grave, no obstante allí hizo muchas amigas:- Soledad la que le hacía estar risueña, se encontró a Familia que hacía tiempo que no veía, Música, Poesía, Amistad, pero ninguna de ellas pudo ocupar el vació tan grande que le había dejado Amor.Si os dejaran entrar en la cárcel de Tristeza, a día de hoy veríais a Felicidad muy cambiada. Lleva el pelo rapado y ya no sonríe, al igual que Soledad, pero lo mas extraño de todo es que desde hace poco se hace llamar Decepción.

JANJAWEED


Hay guerras que nos interesan. Quedamos impávidos ante las imágenes de horror que nos lanza la caja de atontar inmunizados por la sangre que a punto esta de sustituir el tomate de nuestro arroz. La guerra del golfo, la de los Balcanes, la de Afganistán, Irak, la de Palestina (que también es una guerra, que no os engañen) y por último la del Líbano, nos mantienen en un estado de necesidad informativa que solo es mermado por la rutina cuando, después de meses, las noticias solo son para informar que hay un atentado con X muertos con su X respectivos nombres. Irak ya no importa, ¿no? Ahora el ojo mediático apunta hacía otro lado, ahora importa el Líbano, encima ya están ahí nuestros soldaditos de plomo en misión de paz. Unos llegan y otros se van... En Darfur (Sudán) al final de este mes, 7.000 soldados de la fuerza de paz de la unión Africana (que para ser sinceros poco han hecho) han sido invitados a irse del país. El gobierno prepara una ofensiva militar con sus soldados Janjaweed. Janjaweed significa literalmente "hombres armados y a caballo" y se han hecho tristemente célebres por matanzas indiscriminadas. A estos combatientes se les paga un pequeño jornal, pero su mayor recompensa es el derecho a saquear y apoderarse de ganado y tierras de los fur y zaghawa, tribus no árabes de las que los rebeldes extraen sus tropas. En forma de sanciones oficiales y amenazas no tan oficiales las organizaciones de ayuda también han sido invitadas a abandonar el país. Se masca la tragedia en forma de matanza a mayor escala que la anterior (sí, hubo una) Hay gente que asegura que se puede hacer algo por evitarla. Dicen que si entras en la página www.dayfordarfur.org y dejas tu nombre, apellidos y dirección de correo puedes hacer presión para que los que pueden hacer algo, lo hagan. Yo creo que la presión se la pasarán por el forro pero aun así he firmado por si acaso. Ojalá no pienses como yo y firmes con esperanza y una sonrisa en la cara por hacer un acto pequeño que puede frenar un acto de inmensas proporciones. Se podrá parar una matanza, una matanza mayor que la anterior, una matanza de más de 200.000 personas.

Antes de ayer


Ahora mismo estoy viendo un documental sobre la vida diaria de un niño de Palestina y otro de Barcelona, creo que se llama “Sense Pedres” (Sin piedras). Sergi, desde la playa de Barcelona, le dice a Yazan que le gustaría que viniera a Barcelona, pero a miles de kilómetros Yazan le contesta que los judíos han levantado la carretera y que no tiene acceso a la playa. Gran desenlace para un documental que resalta la igualdad en esencia de actos rutinarios, pero también grandes diferencias de poder adquisitivo. Sergi y su padre ven las noticias, las cuales hablan de la alta población que sobrevive casi sin comida y solo abren la boca cuando aparece su equipo de fútbol preferido en la sección de deportes. El padre de Yazan le llama para que vaya a ver las noticias y acto seguido dice a la cámara: - Aquí las noticias siempre son de sangre y muerte, los niños crecen traumatizados. Gran diferencia. Los problemas solo nos afectan cuando golpean en la puerta de casa.

Burbuja


Siempre he pensado que un vagón de metro es el reflejo extremo de la sociedad de la ciudad en la que se encuentra. Cada compuerta que se abre es una oportunidad de exploración sociológica. Cuando hay poca gente las cabezas se yerguen y cuando hay mucha las miradas se esquivan. Cuando hay asientos libres siempre se trata de no sentarse al lado de alguien y cuando hay algunos ocupados, en milésimas de segundos, se elige a quién no tener al lado. Todos sentimos un leve cosquilleo cuando invaden nuestro terreno personal y en el metro ocurre con frecuencia. Como decía las miradas se esquivan y todo el mundo aprovecha para escuchar música, leer un libro o hablar con la persona que te acompaña. Creamos una burbuja con retazos y jirones de nuestra realidad y así impedimos que gente pegada a nosotros nos asalte con la suya. Aunque deseemos conocer el título del libro que está leyendo el de delante, o conocer el nombre del de atrás siempre nos quedaremos con la duda puesto que cuesta mucho traspasar la barrera personal. El metro nos obliga a tocar y a ser tocados por gente de la cuál sabemos bien poco y eso asusta, preferimos que nuestra burbuja se quede como está a dejar que algún factor externo la pueda cambiar, pues casi siempre se piensa que ese factor será negativo. Esa barrera siempre se rompe con algún hecho extraordinario, alguien da un pisotón a otro, hay un robo, el conductor frena bruscamente, entra un pedigüeño y solo entonces tratamos de actuar de la forma más natural, cuando nuestra burbuja ha sido atacada y solo entonces se podrá empezar una conversación con alguien ajeno. Se que es difícil pero, te encuentres en el vagón de metro o te encuentres en cualquier ámbito de la vida, estaría bien dejar de lado la negatividad y dar rienda a la conversación espontánea, habrá gente que te mire mal, habrá gente que ni te mire, pero seguro que conocerás a alguien que aun estando en el metro te conteste y te mire a los ojos mas que los cinco segundos reglamentarios.

Exequias


Que fácil es hablar cuando se miente. La lengua se suelta deleitándose en las mas oscuras intenciones y con ella, se puede dañar a alguien desde miles de kilómetros. Lo sabes bien Sánchez. Mejor dicho, lo sabías. También se puede dañar a alguien desde miles de kilómetros sin mentir, simplemente dando las precisas ordenes y el boca a boca será el asesino más eficaz, que no silencioso. Me cuentan que entraron en tu casa mientras dormías, que no sabias de donde venían los golpes, que la cama con rapidez se tiñó de tu mierda roja y que sufriste mucho. Así lo pedí, como también pedí que fuera en el día de tu cumpleaños, el 28 de junio de 2006, para que tu familia te encontrara pronto y pudieran celebrar tu aniversario funeral. Sánchez, nos olvidamos de la muerte. Piensa en ella, tranquilo, párate, respira, hazlo. ¿No sientes un dulce escalofrío? ¿No tienes dudas de que hay después? Yo te lo diré, no hay nada. Cuando mueres eres polvo, polvo como el que barre tu mujer llena de moretones. Piense en ella, me refiero a la muerte. Piensa que esta al acecho, que en cualquier momento puede llegar de miles de formas, puede llegar ahora mismo, sin avisar, sin darte ningún síntoma pero sin embargo atacarte a traición. Un paro cardiaco es lo que más asusta ¿No crees? El paro cardiaco puede abordarte en cualquier lugar incluso cuando duermes placidamente, sin darte tiempo para despedirte ni aunque sea de la zorra con la que duermes. Piensa en ella, en la muerte. ¿No crees que nuestra preciada televisión siempre la esquiva? Siempre aparece de lejos, es como los accidentes de tráfico, les ocurre a otros no a ti. Puedes morir ahora, a pleno sol, en un parque donde los niños juegan mientras sorbes un helado de coco con virutas de chocolate. El helado cae al suelo rebozándose de arena debido al cosquilleo que sientes en el brazo izquierdo. Los niños ríen al ver tus graciosas convulsiones mientras tu cosquilleo se convierte en una cuerda de nylon que atenaza tus músculos y ahí en el lugar más feliz de tu ciudad el aire no llega con suficiencia, tus rodillas golpean contra el suelo y te llevas la mano al cuello. Un niño juega contigo y te imita, todos ríen. Un grito de una madre hace que todos se asusten y lloren, mientras un perro lame tu helado de coco. No hay nada después. Quítatelo de la cabeza. Todas esas historias de que vas hacia la luz y que tus familiares muertos te abrazan es pura bazofia cocinada con esperanza y locura. No hay nada más. Nadie te recuerda después a no ser que tu padre sea Filipo II de Macedonia y hayas conquistado medio mundo. Lo de “No te olvidaremos” es mentira, todo el mundo rehace su vida y con el dolor no se juega, al menos a largo plazo. Así pues te hablo con la esperanza de equivocarme y que oigas, si no estas entre nosotros, como va tu funeral. Lo típico, la zorra de tu mujer llorando y mucha hipocresía. Todos los cadáveres fueron buenas personas. Hasta un hijo de puta como tu, o como yo. Me rió cuando pienso que en el día de mi funeral dirán que fui un buen hombre, pero ese no es el tema. Te hablo de tu funeral lleno de hipocresía, de una mujer maltratada psicológicamente que no sabe lo que llorar, de unos niños ajenos a lo que ocurre y que pronto estarán contigo y una muchedumbre de escoria pagada como bulto de carne dolida alrededor de tu pulpa de sangre. Eso es lo que pasa cuando la lengua miente y miente sobre Dios o sobre mi.

Adiós Sánchez:


- Enterradlo por favor.