lunes, 29 de enero de 2007

OLVIDO


Creed en el olvido, cuando digo, que sentirse solo es el peor motivo
por el que sentir. Sentir desfallecer, delinquir en el anochecer, en noches sonámbulas caer. Luces alumbran sin prometer, nervios a flor de piel sin saber porque la miel de ayer desapareció como sin querer. Nervios a flor de piel, hiel desconocida, nervios de papel, sombras difusas sin musas intrusas del pasado aquél. Decid si no creéis en él, en el olvido producido por ti, por uno mismo, creer en las lágrimas del fondo del abismo, por miedo al futuro seísmo del tic- tac ensordecido, ideas que rebotan en tu mente sin ningún sentido, sin destino. El amor me hace altivo, me empuja, me pregunto quién es el que ahora en mi mente dibuja, una princesa o un duende granuja, no se, a mi sombra se lo pregunté, pero lagrimas obtusas, salían sin tiempo qué perder, joder no te sientas sola, le consolé, pero no obtuve respuesta, pues cerrada en si misma no quise o no pude ver.

Siento llorar, siento no verte revolucionada, siento no ver nada, siento estar ciego como tu y como tu, juventud llevo mi vida olvidada.


Ahora la mañana despierta confusión, enervada tensión de un día en rutina sin ninguna pasión, flores marchitas en el balcón y caras lejanas en el cajón que un día perdí en lo más recóndito de mi corazón, no se, razón tenía yo sé, cuando decía ¿lo ves? la gente quiere un motivo por el que creer, por el que traer sonrías a los que hay que querer, no temer, sentid que un día lo veréis, por que el que avisa ya tiene premisa para poder responder y no perder la jodida palabra del difuso ayer. No digáis que no avisé, que llegara un día en el cual no luchareis, lo veréis y como yo, llorareis. Os sentiréis uno en vuestra forma de pensar, sin pensar que uno es una minoría que no tiene porque estar reñida con la de los demás, de vuestros ideales os olvidareis y la dejareis estar y por el tubo pasareis, como los demás, vuestra piel será gris y nadie os verá con propia personalidad y ya está, introducidos en la sociedad.

Siento llorar, siento no verte revolucionada, siento no ver nada, siento estar ciego como tu y como tu, juventud llevo mi vida olvidada.

3 comentarios:

Omali exists dijo...

Bueno, Axel... Agradezco que toques el tema de la soledad (la deseada). Las cosas pasan, acaecen, los demás estamos en medio, a veces actuamos, a veces, no. Quizá tenga que desempolvar algo de poesía que debo tener por ahí, entre océanos de tiempo :P
Me empeño en creerme que no es más limpio quien más limpia, sino quien menos ensucia, y al final paso tan desapercibido que nadie sabe ni dónde, ni cuándo, ni cómo estoy, cosa lógica.
Hasta la próxima!

Anónimo dijo...

Lo he leído un par de veces seguidas. Echaba de menos que volvieras a escribir así.

abulafia dijo...

Hay mucho que hablar sobre la soledad, en realidad una gran desconocida.
Todos nos hemos sentidos solos muchas veces pero no creo que eso sea la SOLEDAD. Te has fijado que en castellano no se puede decir 'yo soy solo' sino que hay que decir 'yo estoy solo'? es curioso pero en otros idiomas (como el aleman) si se puede decir 'yo soy solo'; te podra parecer una tonteria, pero pienso que nos ponen obstaculos para encontrar la soledad incluso en nuestra sintaxis.
La sociedad lucha para que cada individuo este las 24h del dia bombardeado de informacion (aunque sin sentido en su mayoria) y no encuentre la soledad. Tal vez la soledad sea un peligro para la sociedad, de la soledad nacen las grandes ideas, de la soledad (pienso) arranca la fueza del individuo.
Vivimos en un desierto circular, desierto, si, pero no podemos salir de el, en la frontera hay vallas publicitarias.